Amo mis lonjas

Mi amigo Luis había dejado de fumar, y comenzó a subir de peso. Estábamos juntos en no sé qué lugar, y nos encontramos a un conocido, que le dijo: ¡Ay Luis estás más gordito! Esperó a que se fuera el autor del comentario, para bautizarlo como «el hombre báscula», me hizo mucha gracia la ocurrencia de Luis. Hay humanos y humanas básculas, también las hay espejo, esas que te dicen cosas así como: ¡Ay qué mala cara tienes!, ¡Oye tienes un grano ahí!, ¡Mira cuántas canas te salieron!, ¡Ay qué arrugado te ves!, pues eso… un espejo con patas.

Siempre me acuerdo de esa gente, cuando se acerca el verano, pero ahora más, gracias a lo que dijo Adriana Abenia (actriz y presentadora), a raíz de una campaña publicitaria de trajes de baño, con cuerpos diversos: «Una mujer puede ser preciosa tenga una S o una XL, pero sinceramente, defender y hacer apología de enfermedades como la obesidad me parece peligroso» y «La anorexia es insana y la obesidad también y quien diga lo contrario se engaña». Le preocupa mucho la salud de los gordos y gordas, y también le preocupa que la gente al ver publicidad con cuerpos gordos aspire a ello.

En mi clase de pintura, tengo un regla, es muy sencilla: «No opinamos de los cuadros de los y las compañeras», pues esa misma regla la tengo para mí mismo, no opino de los cuerpos de la gente, ni de la vida de la gente. De la misma forma, le doy importancia igual a cero, a lo que las y los demás opinen de mi cuerpo y de mi vida. Pero sé que hay personas que pueden llevar peor esos comentarios, por eso evito entrar y participar en esas dinámicas y si estoy presente, intento interrumpirlas. Nunca sabes si unas palabras torpes, pueden incomodar o fastidiarle la salud mental a alguien.

Adriana Abenia confunde el instagram con la vida real. Piensa que en la verticalidad de la pantalla no caben los cuerpos grodos, los cuerpos diversos. No entiende que los kilos no son proporcionales a la salud, y no contempla la salud mental, que en este caso, sus opiniones sí violentan y agreden.

Para poder amar mis lonjas he pasado por un proceso muy largo. Me gusta mi cuerpo y solo aspiro a una buena salud, que me permita seguir en este planeta con calidad de vida.

Y ya me di el primer chapuzón en el frío Atlántico.

Augusto Metztli.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿Nos apoyas con 2$, 5$ ó 10$ al mes en patreon? o también puedes hacerlo en Ko-fi a partir de 3€. Llevamos más de ocho años ilustrando la actualidad. GRACIAS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.