Amanece y no sé qué hacer

Amanece

Hace 25 años se escuchó por primera vez la frase “Amanece y no sé qué hacer”.

México no tuvo una movida madrileña como tal. Ni apoyo institucional de un visionario de alguna televisión pública que la oficializara.

La generación de la década de los 80, se sentía sola, amanecía y no sabía qué hacer, no se hallaba o no tenía tiempo de cambiar de vida. Los jóvenes de un país que se sentía orgulloso de ser sede de un mundial de fútbol, y al mismo tiempo se sentía vulnerable ante la fuerza de la naturaleza, querían música que les hablara en su idioma de este “rockero mundo”.

Fue entonces que las bandas de rock latinoamericanas consiguieron gritar al unísono en español.

Caifanes pertenece a ese movimiento, a ese coro del “Mátenme porque me muero” del que ahora hace un cuarto de siglo.

Augusto Metztli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s