Pussy Riot

PUSSY RIOT

En febrero de 2012, las integrantes del grupo ruso de punk rock Pussy Riot, entraron en un templo ortodoxo e interpretaron una canción en la que pedían a Theotokos (Madre de Dios) que echara a Putin. Fueron detenidas y acusadas de vandalismo e incitación al odio religioso. Dos de ellas pasaron casi dos años en prisión en un país cuya democracia es cada vez más cuestionada.

Es curioso que un grupo completamente desconocido hasta entonces haya saltado a la fama de esa manera y no por su música. El rock nació como un movimiento revolucionario, contestatario, de inconformidad y protesta política y social. Enseguida se diversificó y dejó de ser una música de minorías. Hoy en día el rock más popular y, en consecuencia, de mayor influencia, está anestesiado por el dinero, el lujo, los excesos y las portadas de las revistas y se ha convertido en un mero espectáculo de entretenimiento.

Afortunadamente, en medio de la gris multitud siempre hay voces que se levantan.

Fernando Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.