Me brota lo que me da la gana

En mi cuerpo brota lo que me da la gana - internet

 

Hemos llegado a un punto en el que todos deciden cómo debemos vernos y sentirnos en nuestro propio cuerpo. Todos deciden sobre los centímetros exactos y la cantidad precisa de los pelos que nos deben brotar de nuestra piel. Incluso deciden si algo es o  no higiénico en proporción a la cantidad de vello, respecto a los centímetros cuadrados que ocupa. Y se da por hecho que mientras menos hay, más higiénico e impoluto se está. No lo comparto.

Me sorprendió el comentario que leí en un twitter, donde se referían a María, la niña que ganó La Voz Kids, y decían que cantaba muy bien pero que había que arreglarle las cejas. Es una niña y ya tiene que enfrentarse a estupideces de ese tamaño. Yo recuerdo que cuando era niño y me comenzaba a salir el bigote, los otros niños se metían conmigo y se burlaban, afortunadamente pasé de ellos y comencé a afeitarme mucho años después, y ahora sencillamente no lo hago, de ningún sitio, porque no me da la gana. Soy hombre, pero si fuera mujer, seguramente haría lo mismo, o no. Pero sería mi decisión bajo el simple y contundente argumento: de mi cuerpo brotan los pelos que me da la gana. ¿Y del tuyo?

 Augusto Metzli.

Anuncios

Un comentario en “Me brota lo que me da la gana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.