Fanatismo

CABALLO

Ocupar un pueblo y amenazar de muerte a sus habitantes si no se convierten al islam; asesinar civiles inocentes a sangre fría; secuestrar mujeres y niños para convertirlos en esclavos. Estas son algunas de las atrocidades que el grupo yihadista Estado Islámico comete a diario. Fanatismo exacerbado. Un caballo desbocado y con los ojos vendados que corre arrasando todo lo que encuentra a su paso: creencias, principios, dignidad, respeto a la vida; todo eso está siendo destruido. Las víctimas son, una vez más, las minorías, los más débiles; en muchos casos son gente que lleva años huyendo de la guerra y del terror provocados por unos o por otros, pero al final siempre los mismos.

¿Cómo se puede detener el fanatismo, esa horrible epidemia? ¿Acaso basta con soltar unas cuantas bombas?

Fernando Prado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s