Homo homini lupus

HOMO HOMINI LUPUS BOREAL

Cuando se trata de la supervivencia política el ser humano es capaz de cualquier cosa. Enseguida se pasa por el forro las ideologías, los principios, la ética y la moral -si los tiene- y se las arregla para asomar su cabeza por encima de sus propios excrementos.

Así, salvo muy contadas excepciones, los animales políticos nunca asumen sus responsabilidades -más bien irresponsabilidades-. Los culpables siempre son los demás. El último ejemplo lo tenemos en Teresa, la enfermera infectada de ébola. No sirve de nada apelar al desmantelamiento de los hospitales en Madrid, la falta de recursos y medios, la escasa o nula formación que se proporcionó al personal sanitario, el cúmulo de errores cometidos.

El hombre es el lobo del hombre.

Fernando Prado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s