Buhigas y el tren

Bhuigas y el tren_internet

Una vez al día, sin falta, Buhigas va a esperar el tren a la estación. Lo mira llegar, lo contempla paciente, y cuando el tren se va, él da la vuelta y también se va.

Su tiempo es el mismo que el del tren, sabe a qué hora llega y a dónde va.

En ocasiones se sube y hace la ruta completa, llega hasta Vigo y toma el tren de vuelta. A veces lo ves por la calle caminando a prisa, rumbo a la estación y parece que no hay nada más en el mundo, ése es su destino, ése es su fin, su causa. Él sabe a donde va y para qué, es como el alma gemela del tren, comparten el mismo camino, en círculos que se repiten una y otra vez.

Buhigas es muy afortunado porque sabe a dónde va y para qué. Y así es feliz.

Augusto Metztli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s