El camino Kumamoto

El camino kumamoto - internet

Una política o político debe estar al servicio de la gente, escuchando a sus representadxs, cuidando el patrimonio de todxs, economizando recursos, austerx, implicadx, asesoradx por verdaderxs expertxs, con sentido común, sensible, honradx, inteligente, rigurosx, consecuente, empáticx, preparadx “académicamente” y profesionalmente. Así deberían de ser lxs ciudadanxs que dirigen países, estados, ciudades, pueblos o distritos. Cualidades y comportamientos obvios, pero que en la mayoría de las políticas y los políticos mexicanos no los encuentras (con sus excepciones, muy pocas).

En cuatro años, después del desencanto del bipartidismo español, después de saber que el partido que gobierna España está podrido desde que se fundó, el movimiento 15M pasó de tomar las plazas a tomar los parlamentos, con ilusión y muchas ganas de mejorar la vida de todos nosotros. Yo me preguntaba por qué en México, el movimiento Yosoy132, o los demás universitarios y activistas en el DF o en Guadalajara, no daban ese paso. Intentar tomar los parlamentos.

Kumamoto es la respuesta, es el primero y por eso es tan valioso, goza de todas las cualidades de un buen ciudadano, de un buen universitario, de un buen líder estudiantil, y tenemos la ilusión de que también sea el mejor diputado de todos los tiempos. Por la sencilla razón de que ha sido el mejor candidato mexicano de todos los tiempos. Su camino, debe ser el camino del resto.

Ni siquiera Enrique Alfaro que ganó la alcaldía de la ciudad de Guadalajara, fue un candidato ejemplar, aún tiene tufillo a PRI y derivados. Y es tan cazurro como AMLO por no entender que no hay nada que opinar sobre el aborto, lo único que como hombre le incumbe al respecto, es legislar para facilitarlo, decir sí a todo y quedarse en silencio sobre este tema. Y del matrimonio igualitario otro tanto de lo mismo. No reconocerlo como tal, lo convertiría en un machista ignorante. Por eso Alfaro no puede ser ese faro que guíe la nueva política. A algunos les pueden parecer pocos estos dos inconvenientes. Pero deteniéndose a pensar, podrán ver que los son todo, porque son el síntoma de su falta de empatía.

Kumamoto sí es la semilla, es el principio, no solo del cambio, sino del bien hacer. Con todas las consecuencias de la palabra bien.*

Augusto Metztli.

* Después de publicar esta colaboración, hemos sabido que Kumamoto se negó a tomar postura frente a los temas del aborto y del matrimonio igualitario… Por lo que soltamos una atea plegaria para que ambos derechos comiencen pronunciándose afirmativamente, por lo menos en palabras de los ahora representantes ciudadanos, como Alfaro, Lemus y Kumamoto. Son un reclamo de sociedades avanzadas. ¿La idea no es esa… avanzar?

Anuncios

Un comentario en “El camino Kumamoto

  1. * Después de publicar esta colaboración, hemos sabido que Kumamoto se negó a tomar postura frente a los temas del aborto y del matrimonio igualitario… Por lo que soltamos una atea plegaria para que ambos derechos comiencen pronunciándose afirmativamente, por lo menos en palabras de los ahora representantes ciudadanos, como Alfaro, Lemus y Kumamoto. Son un reclamo de sociedades avanzadas. ¿La idea no es esa… avanzar?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.