Gritar

Me exaspera la gente que encuentra siempre una razón por la que gritar, como si gritar les hiciera libres. Me aburre hasta el cansancio tener que escuchar los gritos de alguien a cualquier hora del día. Es como si se sintieran poseedores de la verdad absoluta -vaya chorrada- o se creyeran con la suficiente autoridad moral para aleccionar constantemente a sus hijos -por ejemplo-, a quienes tratan como si fueran tontos. Gritar no les convierte en personas más sabias, ni les otorga mayor autoridad; gritar les convierte en energúmenos y desequilibrados, en personas que pierden la poca autoridad que creen poseer. Gritar es un síntoma claro de la pérdida de control, una ofensa a sí mismos. Gritar no es educar, es agredir.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos casi cuatro años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s