Ingenuidad

Si yo fuera católico pediría a las altas esferas del poder eclesial que incluyeran la ingenuidad como pecado capital. Claro que eso supondría un problema numérico dada su conocida afición por el número siete, pero bien valdría la pena. Sería muy útil a la hora de salvar almas, esa cosa que existe sin existir y no existe existiendo.

Lo ocurrido el día 27 de octubre en el Senado y en el Parlament de Catalunya es la constatación de la enorme ineptitud e irresponsabilidad de nuestros políticos, esos a los que votamos y dotamos de poder para conducir nuestras vidas a través del ejercicio de la política, algo tan volátil como el concepto de alma.

Todo relato nacionalista necesita una épica que convierta en héroes a los protagonistas y ascienda a los mártires a los altares. El discurso infantil del victimismo adoptado por muchos de los políticos favorables a la independencia no me ha parecido nunca lo más adecuado. Nos viene a decir que somos víctimas de un Estado corrupto, totalitario, antidemocrático, que nos maltrata y nos roba, que no nos escucha y no nos entiende, así que nos vamos, de cualquier forma y a cualquier precio.

Por otra parte, el inmovilismo del Gobierno español -era lo esperado, claro- y el apoyo de buena parte de la oposición -PSOE y Ciudadanos- a la aplicación del artículo 155 con el fin de restituir la legalidad en Catalunya fue, en mi opinión, una desmesura -y la muerte definitiva del PSOE y el PSC-. El discurso de la legalidad pronunciado hasta el hartazgo por el PP resulta increíble. Que el partido más corrupto de Europa nos hable de legalidad, justicia y democracia podría hasta hacernos gracia si no fuera un asunto tan serio.

Sin duda alguna, lo más coherente para los independentistas fue llegar hasta el final y proclamar la república. Una proclamación de aquella manera, un sí pero no. Pedir el voto secreto por temor a represalias me pareció de una desfachatez y una cobardía que rozan el patetismo. Y aquí volvemos al victimismo. Que los miembros del Parlament elegidos de forma democrática por los catalanes hayan decidido esconderse demuestra, en mi opinión, no solo egoísmo sino también una falta de respeto hacia esos dos millones de personas -más o menos- que salieron a la calle el 1 de octubre a cambiar papeletas por porrazos.

Y hablando de poner nuestro culo a salvo, ahí tenemos a Puigdemont y parte del gobierno catalán en Bélgica tomándose unas cervezas a nuestra salud. ¡Viva la República!, pensará cada uno en su habitación mientras muerde un delicioso bombón. Y el lenguaje, por favor. El lenguaje es muy importante para contribuir a la épica: exilio, dicen algunos. Yo lo llamo cobardía.

Tengo la sensación de que esto solo ha servido para que las mafias propietarias de los talleres clandestinos -y de la gente que trabaja en ellos- donde se fabrican las banderas con águila o sin ella, estelada o no, se embolsen unos euros que por supuesto no serán declarados en ningún territorio, país, estado o república.

Ingenuos. Eso es lo que somos. Todos ellos lo saben. Así nos va. El domingo, detenido en un semáforo en una calle de Barcelona, veía a un grupo de fieles de todas las edades salir de misa de una y me preguntaba si le habrían confesado al sacerdote sus pecados derivados de la ingenuidad. Yo lo hubiera hecho, y si tuviera la dicha de creer -en algo, lo que sea, dioses o patrias- rogaría a los todopoderosos o a los héroes que me otorgaran la fuerza necesaria para dejar atrás el pesado lastre de la ingenuidad.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de cuatro años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s