Un frasco

Las revelaciones siempre llegan en el momento menos oportuno, cuando no las esperas. Una bofetada. Te sorprenden en la ducha, conduciendo, pagando la compra. De repente, un halo de misticismo lo envuelve todo y lo cubre de una especie de niebla brillante con aromas ancestrales. Cuando crees despertar del letargo y vislumbrar la verdad -signifique eso lo que signifique-, y tras el subidón de sentirte por instante un ser elegido entre millones para ser el recipiente de esa revelación divina, te das cuenta de que sigues atrapado sin remedio en el fondo del mismo frasco, prisionero de tí mismo, ausente, siendo contenido y vacío al mismo tiempo.

No tienes más opción que salir de la ducha, bajarte del coche cuando llegues a tu destino, coger el tique y largarte con las bolsas; continuar con tu vida esperando a que algún día se abra el frasco y puedas al fin evaporarte.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de cuatro años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.