Paraguas

Existe, o eso dicen, un lugar llamado limbo al que van, según la doctrina católica, las almas de quienes mueren sin el bautismo antes de tener uso de razón. No es un lugar en sí mismo, pues carece de un contorno físico que lo delimite como tal, de la misma manera que un alma no es algo tangible y la razón suele discurrir por el espacio de lo absurdo.

Dicho esto, que es lo mismo que no decir nada, debemos reconocer que estamos en el limbo, que vivimos sin enterarnos realmente de lo que ocurre. El caos reina, como en todo escenario apocalítico de manual. Se está acumulando una gran cantidad de carroña y los buitres, que cada vez son más, ya vuelan en círculos sin que podamos verlos por culpa del confinamiento.

En el encierro, todos compartimos el mismo sueño de salir a la calle un día soleado, abrir el paraguas y elevarnos sutilmente impulsados por una corriente de aire caliente. Ese día llegará, tarde o temprano. Cuidado con los buitres al subir.

Fernando Prado.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de seis años ilustrando la actualidad. GRACIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .