Atados

Hace un año, la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia. Un año, qué rápido pasa el tiempo, dirán algunos, pero ha sido el año más largo de nuestras vidas y, quizás, el más extraño. Nos venían anunciando -desde que tenemos uso de razón- que el apocalipsis estaba próximo a desatarse. Agoreros. Pero perdimos. Todos perdimos incluso aquello que no sabíamos que teníamos. Las encuestas dicen que uno de cada tres españoles reconoce haber llorado por la pandemia; da risa, lo sé, uno se pregunta quién hace esas encuestas y con qué objetivo. La cuestión es que estamos como chotas, esa es la nueva realidad a través de la cual nos hemos asomado al abismo a ver cómo caen los cuerpos mientras nosotros nos aferramos como podemos para no ser devorados por esa boca oscura.

Cuántas cosas han pasado; demasiadas para ser analizadas y comprendidas de manera inmediata. Muchos se han quedado atrás, abandonados al otro lado de la calle. Están ahí, aunque no queramos verlos por miedo a encontrarnos un día cualquiera entre ellos. No todo ha ido bien, no.

Aquí seguimos, flotando en el vacío de la incertidumbre más absoluta, atados al anhelo de recuperar cuanto antes la normalidad, sea lo que sea eso.

Fernando Prado.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de siete años ilustrando la actualidad. GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .