El hombre de la bolsa

Siempre está. No importa el día o la hora. Recorre la playa de un extremo a otro cargando una bolsa. De vez en cuando se detiene junto a alguien que le pide un refresco, una cerveza, un paquete de tabaco o incluso el periódico. Se gana la vida vendiendo bebidas o aquello que la gente necesite.

Servicial, amable, educado e incansable. Me pregunto qué será de él cuando termine el verano y todos continuemos con nuestras vidas, recuperemos nuestras rutinas, retomemos la misma dinámica estresante y volvamos a subirnos a la rueda para seguir corriendo hacia ninguna parte.

Fernando Prado.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de siete años ilustrando la actualidad. GRACIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .