Sobre el hambre

COME PERROS

Ayer salí a dar un paseo para hacer unas fotos. Cuando me dirigía al sitio en el que iba a aparcar el coche vi a un hombre alto, negro, vestido con ropas viejas, sucias y rotas. Iba caminando por el pequeño arcén de la carretera y en una de sus manos sujetaba algo que de lejos parecía ser un animal. A medida que me fui acercando, no solo pude comprobar que, en efecto, se trataba de un animal, sino que pude ver qué tipo de animal era. El perro, muerto, tenía el vientre abierto; sus vísceras colgaban y eran arrastradas por el asfalto. El hombre miraba a un lado y otro de la carretera, esperando una oportunidad para cruzar. Su cara parecía desencajada. Más tarde, cuando regresaba de mi paseo con unas cuantas fotos en la memoria de mi cámara, volví a ver a aquel hombre. Estaba al final de un campo, cerca de unos árboles. Había encendido un fuego.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de dos años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS:-)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s