Doña Casposa Calavera de Arousa

Doña casposa calavera - internet

 

Cuentan que hace años en Vilagarcía de Arousa para asistir a las fiestas y actividades del Casino, debía preceder a tu nombre la palabra “Don o Doña”, no te valía ser un señor o una señora, desde luego daba igual si eras buena persona. Las llaves de las rancias puertas del Casino eran las palabras Don y Doña, que pasaban de generación en generación, o por tener billeteras abultadas. Por toda España quedan los vestigios podridos de recintos, palacios y pazos de la realeza, aún hay mucho tufillo de las clases sociales, de la alcurnia, del “ser de tal o cual familia”. Cuentan que los profesores ponían la nota en la escuela según los apellidos y lo adinerado de las familias. Cuentan que el rey Juan Carlos bebía vinos en el real club de regatas, o que la esposa del genocida de Franco compraba artículos caros e inútiles en el Hogar. Eso era aquí como en Madrid.

Aún puedes ver por las calles, calaveras vestidas con harapos de viejas glorias, con portentosos sombreros y bastones, mirando sobre el hombro al resto de aldeanos pobres diablos. Si te diriges a estos anticuados seres, te dirán: No me llames señora, llámame Doña.

Augusto Metztli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s