Tilín, tilín

BANKIA

Las famosas tarjetas negras de Bankia existían desde los años noventa y en ningún momento a ninguno de sus usuarios se les ocurrió pensar que olían mal. Ir al cajero y que te escupa un montón de pasta para gastártela en electrodomésticos, aspirinas, viajes, delicatessen, lencería, más viajes, botellas de Vega Sicilia, helados, gin tonics, coca y más aspirinas para la resaca debe enganchar. Y es que después de trabajar tan duro para obtener beneficios protegiendo el dinero de los ahorradores, uno bien se merece descansar y relajarse.

“Yo pensé, yo creí, a mi me dijeron…”

Tilín, tilín; suenan las campanas.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de dos años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS:-)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s