Un cuento de Navidad

MUÑECO DE NIEVE

No me gusta la Navidad desde que dejaron de regalarme juguetes. Uno crece y se hace una persona adulta -todavía no tengo muy claro lo que eso significa-. En estas fechas todo el mundo se echa a la calle a comprar regalos y algunas personas, poseídas por el dichoso espíritu navideño se acuerdan, mientras mastican un trozo de turrón, que existe la pobreza, el hambre y que hay personas que no pondrán la calefacción este invierno porque no pueden pagarla. Aquí, en España. Sí. Y luego está el patético anuncio de la lotería de Navidad que lo que nos viene a decir es que si nos hemos quedado sin trabajo  y, en consecuencia, hemos dejado de ser personas para convertirnos en una especie de fantasmas roñosos al borde de la indigencia, lo último que podemos perder es la esperanza porque siempre hay alguien que nos guardará en un sobre un décimo premiado. Ay, los sobres.

Puedo entender que el Gobierno de España intente transmitir un mensaje de optimismo a la estratosfera y diga constantemente que la economía española es la que más está creciendo de la zona euro, que se está creando empleo a un ritmo asombroso, que las familias gastarán más éstas navidades.

Lo que no consigo entender es en qué mundo vive él… de Mariano Rajoy (intentaré no descalificar o insultar, no vaya a ser que me apliquen la ley mordaza). No sé qué puros se fuma o qué tipo de bebidas espirituosas se bebe para decir que la crisis es historia y que estas serán las primeras navidades de la recuperación. Yo creo que se confundió. ¿No habrá querido decir histórica?

Cuando deje de ver gente buscando en los contenedores en un pueblo de menos de tres mil habitantes podré pensar que la crisis ya es historia.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de dos años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS 🙂

Anuncios

Un comentario en “Un cuento de Navidad

  1. Estoy contigo 100% y mi piquito de gaviota, en Puerto Rico estamos en el mismo bote, me da lastima como las gentes usan sus tarjetas de créditos sin control, otros hasta roban sólo porque el sistema te dice que tienes que regalar dicha fecha, parecemos robots con control.

    Yo creo en Dios y en su nacimiento, pero para celebrar sólo necesitamos compartir “todos” los día en paz y en amor con todos nuestros hermanos en cristo.

    Feliz y bendecido día junto a los que amas en tu corazón.

    Mil abrazos

    —Para regalar todos los día son buenos, el sistema ya no me dicta cuando o que obsequiar—Isabel Gaviota

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s