Tilikum

Tilikum

Raptado, maltratado, lastimado.

Arrancado violentamente de tu madre y tu familia.

Humillado, anulado, encerrado en una diminuta prisión acuática.

Violado, reducido a semental perpetuador de los beneficios económicos de un puñado de imbéciles.

Condicionado a conseguir tu alimento a cambio de “entretener” a miles y miles de idiotas que aplauden lo que creen que son tus “gracias”.

Abducido de tu hábitat perfecto, de ese hermoso universo marítimo que tu Madre creó para ti, para tu confort y bienestar.

Secuestrado, reducido, torturado.

Tú, tus hermanas, tu descendencia.

¡Tú, bestia colosal, preciosa, perfecta!

¡Tú, símbolo contundente de la magnificencia de nuestra Madre!

¡Tú, poderoso, fuerte, fértil, sabio!

Me recuerdas a las mujeres.

Ser criaturas magníficas es tu delito y el nuestro en un mundo de seres machistas, especistas, imbéciles e inseguros de sí mismos. Me avergüenza pertenecer a su misma especie, me da asco.

Me parezco más a ti que a ellos. Y mejor así.

Ana Matricia.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de dos años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS 🙂

Anuncios

Un comentario en “Tilikum

  1. Me calma el alma encontrarme textos como estos que me hacen sentir acompañada en este sentir, en esta rabia e impotencia.
    Sin embargo Ana, cuando te refieres a los imbéciles que van o alguna vez fuimos a ver los espectáculos de los acuarios me resulta injusto el adjetivo puesto de manera pronta y generalizada. Creo que no hay aún campañas importantes de concienciación hacia el maltrato de delfines, lobos marinos y ballenas, ni al impacto ecológico que representa, ni al beneficio brutal e inconsciente que ganan los acuarios sabiéndolo ellos sí, perfectamente.
    El público, los niños que tienen la ilusión de conocer una orca son sólo ignorantes, y eso es lo primero que podemos empezar a cambiar en los seres pequeños de nuestra especie que tenemos cerca. Creo yo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s