Los trapos y el perdón

REYES MAGOS MADRID

Pasaron las navidades, al fin. Será que me hago mayor, pero cada vez siento más aversión a estas fechas en las que es casi imposible salir a la calle sin percibir el estrés que supone comprar regalos, buscar juguetes agotados, lidiar con un tráfico infernal, hacer colas interminables para pagar, preparar cenas copiosas y continuar engañando un año más a nuestros hijos. Afortunadamente, no tengo que pasar por ninguno de esos trámites incómodos y hasta el día de fin de año me voy a dormir antes de las campanadas.

Los Reyes Magos llegaron, como cada año, en aviones, barcos, coches, carruajes y carrozas o sobre el lomo de camellos vestidos de colores, maquillados y con las barbas mal colocadas. Los niños acudieron a las cabalgatas y pudieron comprobar, nerviosos, que los dichosos Reyes llegaban; los más afortunados regresaron a casa con un puñado de caramelos en los bolsillos y con la ilusión de encontrar un montón de regalos al día siguiente.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, redujo el presupuesto de la cabalgata, optó por la ausencia de animales y eliminó las zonas de invitados que en su lugar fueron ocupadas por personas con discapacidad. Muchos criticaron el atuendo de los Reyes de Carmena. Al parecer iban vestidos de manera poco apropiada y faltando a las tradiciones. El punto de humor lo puso Cayetana Álvarez de Toledo que, ante la reacción de su hija al ver a los Reyes, lanzó al ciberespacio unas furiosas palabras: “No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. Jamás”. Pobre mujer.

Yo soy  partidario de la eliminación de las cabalgatas de reyes y de todo tipo de celebraciones relacionadas con la religión católica -hago mención de la religión católica por ser la religión mayoritaria en España y por estar institucionalizada- que sean pagadas con dinero público proveniente del bolsillo de todos los ciudadanos, sean cuales sean sus creencias. Llámenme radical si lo desean.

En mi opinión, Manuela Carmena ha racionalizado y humanizado esa especie de circo que es la cabalgata de Reyes. Ojalá todos los ayuntamientos hubieran hecho lo mismo.

Quisiera regalarle a Cayetana Álvarez de Toledo “La Furiosa” estos trajes de Reyes Magos recortables; tal vez un poco de manualidades le iría bien para disminuir su enfado y recordar que perdonar es de buenos cristianos.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de dos años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s