Hipérbole

Si hay un rasgo característico de los venezolanos es esa tendencia casi suicida a utilizar la hipérbole. Todo se exagera tanto que se acaba perdiendo el sentido de la proporción y la realidad, a menudo, acaba siendo desfigurada. Así, un suceso cotidiano puede acabar convirtiéndose en un asunto de interés nacional. El venezolano suele presumir de mujeres hermosas, de reservas de petróleo, de exportar excelentes jugadores de béisbol, del salto de agua más alto del planeta, de Simón Bolívar -el héroe patrio que liberó a cinco países del colonialismo español-, de su carácter extrovertido y alegre, de las playas paradisíacas, de las telenovelas. Pero también debería presumir de no conocer límites a la hora de confundirlo todo, eso sí, siempre con exuberancia. Hasta la música popular o folclórica es un ingenioso frenesí de armonías imposibles y ritmos sincopados capaz de maravillar o sacar de quicio a cualquiera. En Venezuela se vive con pasión 27 horas al día y cualquier situación puede llegar a convertirse en un drama.

Circulan por la red numerosos vídeos difundidos por venezolanos indignados y cansados de la difícil situación que les ha tocado vivir. Muchos de esos vídeos tienen en común los mismos protagonistas: por un lado, jóvenes -seguramente muchos de ellos estudiantes universitarios- con el rostro tapado lanzando cócteles molotov y objetos contundentes a los antidisturbios; por otro lado, agentes de la policía y de la Guardia Nacional Bolivariana disolviendo las manifestaciones con una violencia desproporcionada. Una lucha entre dos bandos radicalmente opuestos en apariencia, pero con más puntos en común de lo que puede parecer a simple vista. Los vídeos van rebotando por todo el ciberespacio y pretenden ser pruebas incuestionables de los crímenes que se están cometiendo contra el pueblo venezolano que se echa a la calle para protestar pacíficamente por la escasez de alimentos y productos de primera necesidad, y contra lo que llaman un régimen socialista que gobierna de manera autoritaria.

Los vídeos compartidos en las redes sociales tienen como objetivo la denuncia, pero hay que admitir que también poseen un afán propagandístico. Utilizar el drama vivido por los venezolanos a diario como argumento y alimento para un ideario político no tiene ningún fundamento y roza la inmoralidad. La situación del país no se va a solucionar rezando por Venezuela, ni con el uso de un lenguaje cada vez más violento, ni con la desmesura.

A veces da la sensación de que la situación del país latinoamericano es equiparable a la de Siria. Sólo unos datos para demostrar que no es ni siquiera parecida: seis años de guerra, más de 300.000 personas muertas (entre ellas, alrededor de 16.000 niños), millones de heridos, hospitales bombardeados en numerosas ocasiones, malnutrición, aproximadamente el 70% de la población viviendo en extrema pobreza, más de 6 millones de desplazados y casi 5 millones de refugiados en países fronterizos -eso sin contar los que se han ahogado en algún lugar del Mediterráneo mientras intentaban llegar a una Europa que los repudia-. Creo que es suficiente.

La oposición va camino de convertirse en todo aquello que denuncia, reprueba, critica y odia. Violencia verbal, ideológica, moral, social, política, civil.

Llamemos a las cosas por su nombre.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de dos años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s