Anciana

Hay una anciana en mi barrio -si es que todavía se le puede llamar barrio a algo- que sale a pasear cada mañana a la misma hora. Invariablemente aparece en la calle donde vivo y la recorre en una u otra dirección. Aún no he descubierto si da la vuelta a la manzana o si simplemente se limita a caminar calle arriba, calle abajo, o viceversa. Se mueve despacio, con dificultad, mirada al frente, espalda casi vencida -eso de que los años pesan cobra sentido al verla-. Siempre lleva una bolsa de papel en una mano que parece sujetar con fuerza y un bastón al que se aferra como si fuera un arma de guerra.

Puede que cada paseo matutino sea un acto de rebeldía. Viéndola caminar uno no sabe si lo que pretende es huir de la decrepitud y la muerte o si, por el contrario, las busca con esmero. Tal vez la mujer, que se encoge sobre sí misma como si quisiera volver al útero, haya descubierto que todo empieza y acaba de la misma manera. Nada. Por el momento, y mientras le queden fuerzas, intenta mantener el equilibrio y la dignidad antes de que llegue el vacío.

Toda una lección de valentía.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de dos años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s