Urnas

Después del 1-O creo que nadie en su sano juicio puede negar que existe una verdadera y genuina inquietud de expresarse a través de las urnas en Cataluña. Ya no se puede decir que todo ha sido un movimiento orquestado por los líderes políticos favorables a la independencia ni una mera estrategia de manipulación utilizada durante años con un único fin. No se trata de un capricho de cuatro fanáticos sino de la necesidad de buscar una solución a un conflicto que cada vez está más lejana.

Esto no es más que consecuencia de la irresponsabilidad de todos los actores implicados y de la notable incapacidad que han demostrado para dialogar. Necios enrocados en sus posiciones, inmóviles, ciegos y sordos. Escasean las voces coherentes, abundan las insensatas. Hablando de coherencia y teniendo en cuenta el supuesto resultado obtenido en las urnas, el gobierno de la Generalitat debería proclamar la indepedencia si quiere demostrar coherencia y no quiere suicidarse políticamente. En cuanto al gobierno de Mariano Rajoy, está más que claro cuál es su postura.

Tras lo ocurrido el pasado domingo por todo el territorio catalán no hay duda de que Mariano Rajoy es el gran perdedor. Los catalanes que votaron a favor de la independendia -y los que no pudieron hacerlo- seguramente ya se han ido para siempre.

Utilizar el llamado Estado de Derecho para conceder a la Policía Nacional y a la Guardia Civil autoridad para actuar de manera claramente desproporcionada y violenta contra las catalanas y catalanes y, además, refugiarse detrás de las decisiones de los jueces basadas en su personal interpretación de una constitución caducada me parece gravísimo.

Si el gobierno del PP -y todos los partidos que lamentablemente lo apoyan- está convencido de que la Policía Nacional y la Guardia Civil actuaron de manera proporcional y de que después del 1-O el asunto está resuelto es que no ha entendido nada.

En pleno siglo XXI, en la Europa de la democracia y los derechos humanos la violencia policial ejercida desde las instituciones no debe ser tolerada porque entonces la idea de Europa está rota. Que los ciudadanos tengan que sentir miedo por acudir a las urnas -sean más o menos legales- y sean golpeados, maltratados y vejados por querer ejercer un derecho democrático como es el voto es inaceptable.

Un referendum legal, vinculante y con garantías es necesario. Cataluña no puede esperar más.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de cuatro años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s