Un pañuelo

Uno puede pensar, en un momento de descuido, que los animales, al no ser racionales, no sufren; pero es que el sufrimiento físico no tiene nada que ver con ser capaces de recitar la tabla periódica, resolver ecuaciones, componer una sifonía o leer a David Foster Wallace. Un lapsus lo tiene cualquiera.

Recientemente, el torero Morente de la Puebla se paró delante de un toro exhausto y sacó un pañuelo de su bolsillo para limpiar las lágrimas del animal torturado. No tengo ni idea de qué se le pasaba por la cabeza a dicho artista embutido en un traje de luces salpicado de sangre, lo cierto es que cualquier persona que se detenga dos segundos a pensar en el sistema nervioso central llegará casi de inmediato a la conclusión de que el toro que lloraba sobre la arena estaba sufriendo de manera brutal.

El gesto del torero no es más que espectáculo, un recurso utilizado para provocar el aplauso fácil y la admiración de la afición. Para mi, se trata de una aberración, un comportamiento que roza la psicopatía.

Esto es la fiesta nacional.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos cinco años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.