Una mano

No darle la mano a un político de un partido fascista no debería ser motivo de escándalo, sino la reacción completamente lógica de cualquier ciudadano que defienda una sociedad democrática.

Es preocupante que a estas alturas nos estemos cuestionando qué es el fascismo y quiénes son sus representantes en el actual escenario político. Tal vez tenga que ver con la devaluación a la que hemos ido sometiendo a las palabras y a los discursos en los medios de comunicación, o de cómo amoldamos los conceptos, doctrinas, ideologías o religiones a nuestra conveniencia pero, o llamamos a las cosas por su nombre o seguiremos contribuyendo a que todo sea cada vez más confuso y caótico; o lo que es peor, les estaremos permitiendo crecer y volverse más fuertes, y levantar sus manos sin complejos, porque nunca los han tenido.

Fernando Prado.

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de cuatro años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .