Sonó Bolero Falaz y todo cambió, 25 años de El Dorado

En 1.995 los frutos del rock en español latinoamericano ya comenzaban a verse, gracias al trabajo previo (de más de una década atrás) de gente como Rockdrigo González, de Alex Lora y compañía, de Gustavo Santaolalla, de Spinetta, y de tantos más. Un año antes Café Tacvba publicaba “Re” considerado el mejor disco de rock en español y que abrió un camino de exploración, que muchos ya buscaban. Nuestro sonoro cotidiano eran Maná, Caifanes, Café Tacvba, La Lupita, Cuca, Fobia, Santa Sabina, Soda Stereo y Héroes del Silencio, cuando llegaron los Aterciopelados a México.

“Telehit” era nuestro algoritmo musical, nos acercaba toda la música en español que se hacía en el mundo, ahí estaban Andrea y Héctor de Aterciopelados, cantando y tocando por las calles del centro de Bogotá su “Bolero Falaz”. Después llegó “Florecita Rockera”, un alegato feminista, cuando había tan pocas voces femeninas en el rock de nuestro idioma. Ambas canciones pertenecen al disco “El Dorado”, otro álbum histórico como “Re”, y que también le abrió camino a muchos artistas, pero sobre todo a muchas mujeres artistas.

En fiestas y reuniones, en cualquier cafetería de cualquier escuela, en las horas libres o en las horas que nos tomábamos libres, la gente sacaba sus guitarras, y presumía de haber “sacado” “Bolero Falaz”, todos y todas la cantaban, mejor dicho la gritaban: “¡Malo sí sí, malo si no, ni preguntes!” y el grito aún era más poderoso con el estribillo final “¡Y TE CAGASTE DE RISA!”.

El disco “El Dorado” yo lo tengo desde entonces, me lo compraron en Mixup en Plaza del Sol en Guadalajara, pedimos dinero en la calle, de peso en peso, hasta juntar su precio, me lo regalaron mis colegas, un 1 de diciembre de hace 25 años, porque hace un cuarto de siglo que lo publicaron. Ahora, aquí en Galicia, el papel de ese disco se nota cascado, maltratado, con la caja rota, en una de las páginas con rotulador rojo y en mayúsculas dice ANDREA♥AUGUSTO, me lo firmó Andrea Echeverri hace un tiempo, cuando vinieron a PortAmérica en Caldas.

Llegaron los Aterciopelados, sonó Bolero Falaz y todo cambió. El rock no solo sonaba a rock, sonaba a Latinoamérica, la actual, la de siempre.

Augusto Metztli.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de seis años ilustrando la actualidad. GRACIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .