El alcalde de mi pueblo no cruza por los pasos de peatones

Entrábamos a comprar el pan, como todos los días, cuando el alcalde de mi pueblo salía de la panadería, cruzaba corriendo por en medio de la calle, sin respetar el paso de peatones e ignorando las luces del semáforo que él mismo puso.

Me pareció una escena curiosa, podría quedar en nada, pero significa mucho. El municipalismo es de los principales cohesionadores sociales, es la institución que de forma más cercana vela por el bienestar de la gente, administrando los recursos públicos que entre todos y todas aportamos. Decidir poner semáforos y no respetarlos siendo alcalde es una falta de respeto y de coherencia. Es un gesto que devela un montón de actitudes implícitas: Embuste, pasotismo, irresponsabilidad, ignorancia y prepotencia. Recuerdo que ese señor hace unos años, cuando defendía subirse el sueldo por encima del promedio razonable, argumentaba que “ser alcalde” le implicaba dedicación exclusiva, lo que significa que siempre es alcalde.

Un alcalde es un servidor público, que cobra un sueldo pagado por todos y todas las empadronadas en dicho ayuntamiento. Así que esta es mi forma de reñirle a Alberto Varela del PSOE, que ahora mismo es nuestro empleado. Si hace este tipo de cosas en la luz del día y a la vista de todos y todas, me hace sospechar que a oscuras y a escondidas hace cosas peores.

Pero finalmente es un alcalde de un pueblo de menos de 40.000 habitantes, lo que su incompetencia pueda estropear a nivel nacional parecerá insignificante, pero lo que en realidad evidencia su actitud, es que gente como él, que ocupa cargos públicos y que administran el dinero y los bienes urbanos y naturales de todos, se replica y magnifica hacia arriba. Porque al escucharlo hablar utiliza un argumentario absurdo, embustero y vacuo, similar al que usa el que administra la comunidad autónoma de Galicia o al del presidente de gobierno. Abanderados todos del embuste, del pasotismo, de la irresponsabilidad, de la ignorancia y de la prepotencia.

Compramos el pan, salimos de la panadería, esperamos en la esquina a que se pusiera el verde, cruzamos y fuimos a casa a comer.

Augusto Metztli.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de seis años ilustrando la actualidad. GRACIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .