Salir

Quiero salir. Todos queremos hacerlo. En mayor o menor medida esto de estar encerrados en contra de nuestra voluntad nos empieza a pasar factura. Ya no se trata de lidiar con la incertidumbre sobre el calendario, es decir, cuándo volveremos al trabajo -si volvemos, y en qué condiciones-, cuándo reabrirán las aulas, cuándo acabarán las restricciones, en fin, cuándo recuperaremos la normalidad; también empezamos a enfrentarnos a las consecuencias físicas y psicológicas que provoca la inactividad.

Sentir el sol y el viento sobre nuestra piel, ver cómo la primavera avanza sin que nada la detenga, escuchar los sonidos de la naturaleza. Vernos, escucharnos, sentirnos. Necesitamos habitar el mundo, y si después de todo, y a pesar de todo, esto nos sirve para hacerlo de manera más responsable y consecuente, habrá valido la pena.

Fernando Prado.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de seis años ilustrando la actualidad. GRACIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .