Un instante

El día dura un instante. Apenas unos pocos minutos en los que el cielo nocturno se tiñe de fucsia antes de adoptar su color cerúleo, la luz oblicua del sol en ascenso atraviesa la atmósfera y proyecta largas sombras orientadas a poniente. Me hallo a un paso de la frontera difusa entre el ayer y el hoy, atado, atrapado en un territorio sin cartografiar, flotando como una incógnita sin descifrar, a la espera de que ocurra algo, lo que sea, que me permita continuar con una vida postergada.

El día dura un instante. Lo demás es relleno y deriva.

Fernando Prado.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿Nos apoyas con 2$, 5$ ó 10$ al mes en patreon? o también puedes hacerlo en Ko-fi a partir de 3€. Llevamos más de ocho años ilustrando la actualidad. GRACIAS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.