Swift, Lisa y David el Gnomo

Claudio Biern Boyd murió el 16 de octubre del 2022. Me sonaba su historia, pero es ahora que entiendo su relevancia. Era un productor, cineasta, guionista y animador, es el creador de muchos trabajos audiovisuales, como por ejemplo «David, el Gnomo», «D’Artacán y los tres Mosqueperros» o «La vuelta al mundo de Willy Fog» y muchos más, pero muchos más. Le dicen el Disney español, pero ese tipo de comparaciones me parecen absurdas. Él es quién es y ya está.

Cuando era niño, recuerdo que podías ver sus dibujos en el canal de televisión cultural, «Once» del Politécnico. No había una gran variedad de emisoras, pero el contenido para niños que emitían ahí era de gran calidad, para mí fue muy significativo. Por eso me parece curioso, que tres de esas series que podías ver en «Once», hayan sido del mismo autor.

Ahora las puedes encontrar en Filmin, repasé las canciones introductorias de «D’Artacán y los tres Mosqueperros», de «La vuelta al mundo de Willy Fog» y son buenísimas. La de Willy Fog la canta Mocedades. Vi los primeros minutos de «D’Artacán…» y tiene una pequeña nota introductoria que dice así: A través de sus divertidos protagonistas, pretenden resaltar vitudes como el honor y la amistad. Pero la que me resulta más especial, que incluso recuerdo el momento preciso cuando la vi y escuché por primera vez, es el inicio de «David el Gnomo» con su música y esa letra cantada con voz de bluesero. Al unísono iba de arriba a abajo, una introducción curiosa, decía que la serie se basaba en hechos reales, dando por sentado que gnomos y gnomas existen, y finalizaba con el texto: «Nadie es mejor por ser más grande; y está inspirada en la propia naturaleza, ella es en realidad la principal protagonista.»

Vi los cuatro primeros capítulos y me sorprendió la conciencia ecológica y el animalismo que promueve. La hicieron y emitieron a partir de 1981, hace una crítica importante a nuestra tóxica, colonialista y voraz forma de vida. Eso me gustó, pero también percibí el machismo, que tampoco podía ser de otra manera, el machismo lo habita todo. Hubo detalles que tratan con naturalidad, como el cuerpo desnudo, como el de David, el de varios seres mitológicos y el que más me gustó, se ven las grandes tetas de Lisa amamantando a sus gemelxs. Esa escena no se podría ver ahora mismo en instagram, en facebook o en horario protegido en la televisión española. Leí que eso lo habían censurado en otros países, como USA y seguro que en México también. La historia de cada capítulo es sencilla, con la típica estructura de desarrollo, nudo y desenlace. También se percibe lenta, diálogos, situaciones y momentos desfasados para las velocidades narrativas de ahora, pero a mi me agrada así, tanta velocidad a veces me pierde. En uno de los capítulos, es Lisa quien salva y rescata a David y a Swift, de la jaula donde les habían metido los ogros (los malos de la historia).

Aún con su machismo, un animalismo a medias, y un semiecologismo, me sigue pareciendo encantador, porque se hizo hace más de cuarenta años y es dolorosamente actual. Yo creo que Claudio Biern Boyd lo intentó, fue bien intencionado. El mensaje ecologista era arriesgado para la época y lo hizo. Y desde entonces lo hemos visto muchos niños y niñas.

Augusto Metztli.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿Nos apoyas con 2$, 5$ ó 10$ al mes en patreon? o también puedes hacerlo en Ko-fi a partir de 3€. Llevamos más de ocho años ilustrando la actualidad. GRACIAS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.