Discurrir

Los periódicos son algo sorprendente. Sorprende, por ejemplo, que aún se encuentren ediciones impresas en los quioscos; pero sorprende también su ductilidad. En medio de las noticias sobre el próximo fin del mundo que nos espera en otoño uno puede enterarse de cómo ha sido el inicio de las vacaciones del monarca de turno, quien, cuentan, ha salido a entrenar con su equipo del buque «Aifos». Hay espacio, además, para secciones destinadas a facilitarnos la vida en las que nos recomiendan cuáles son las mejores piscinas hinchables, dónde encontrar los mayores descuentos en robots de limpieza o nos enseñan cómo eliminar las manchas amarillas de la ropa blanca.

Mientras el monarca navega por el Mediterráneo gracias a la generosidad de sus súbditos, nosotros, los generosos, aguardamos resignados el desenlace fatal. Aún es verano, nos decimos, y nos repetimos, con la ingenuidad de un niño, que sobreviviremos aunque las aguas se estanquen y se vuelvan putrefactas, aunque nos falte el oxígeno y todo salte por los aires. Empecinados en el discurrir de la vida.

Fernando Prado.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿Nos apoyas con 2$, 5$ ó 10$ al mes en patreon? o también puedes hacerlo en Ko-fi a partir de 3€. Llevamos más de ocho años ilustrando la actualidad. GRACIAS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.