Sala Rivas Briones: No vale para nada

Exponer es cosa seria

Hacía tiempo que no presenciaba una inauguración, de cualquier exposición, en la ilustrísima sala Rivas Briones del super concello de Vilagarcía (sí, ese mismo donde sobreviviendo como pintora, también pago impuestos canjeables con vales de megustas de Facebook, ya gobierne la gaviota o la rosa roja).

Salí sorprendida porque me disgustó sentir que la máquina del tiempo se había detenido hace más de 20 años, pues desde pequeña iba a ver exposiciones, sobre todo, de pintura.

La concelleira se inauguraba a sí misma en ese cargo público, y se dirigió a la gente mirando solo hacia la protagonista del evento (hablando en galego, cómo manda la santamadreXunta, porque en este pijo pueblo todos somos galeguistas a muerte). No dijo gran cosa de su obra (pequeño detalle), y lo que más destacó de ella es no ser gallega, si no castellana, añadiendo que si vive aquí es porque la tratamos bien (es de todos sabido, que aquí abrimos las puertas al universo). En el mismo acto, en el mismito grupo de público, había varias personas extranjeras, como por ejemplo, un mexicano a quien hace un tiempo una funcionaria, también entre el público y con carita de ángel, le mintió por ser de otro país mientras intentaba hacer los trámites en su mesa de “extranjería” (ese lugar donde tratan genial a todos, sin distinguir el color de piel, la apariencia y el acento).

En cuanto a la autora de las pinturas expuestas, no diré nada, pues no la conozco personalmente. Lo que sí me flipó es que la presenten como la directora de la escuela de arte de una reliquia llamada Casino, como si fuera la única escuela de arte del pueblo. Sí, esa misma reliquia, donde en tiempos de la operación nécora, un artista dio el empujón creativo fundando la escuela de “Nenos Pintores”, dando clases en las instalaciones del Casino, intentando mezclar a niños pijos con niños de aldea, y llevando las obras de tantos jóvenes más allá de Arousa, llegando hasta Rusia, para que se conociera que por aquí no solo había problemas de narcotráfico.

Cabe destacar que de R.M. Estanga casi nadie se acuerda, o no quiere acordarse, porque era un loco, de piel oscura, pelo afro, acento “de fuera” (sí, ese a quien la mismita persona de extranjería del público también le mentiría). Y en el Casino parece que la escuela de ahora es la única, si tan anticuados son de apellidos de, señores de, doñas de… deberían de tener un poco de memoria para toda su historia.

Pero, artísticamente hablando, como profesional en la materia que soy, nos queda la eterna lucha que sigue siendo pedagógica, pues es hacer entender que los pintores que pintamos (porque también los hay que pintan en sus ratos libres, sin discurso, y con una pensión a final de mes) no vivimos de las miradas de la gente hacia nuestros cuadros en un día que les espera un vino con unos pinchos, quizá servidos por alguien con talento desconocido. Pintamos para que nuestros cuadros se vendan, o mejor dicho, para que la gente los quiera comprar. Pintamos para expresar nuestra vivencias, y después tenemos la intención de estremecer el corazón de alguien.

Es un mal que nos hacemos entre colegas. Mientras haya “artistas” que solo quieran exponer y que la gente les aplauda y les diga “qué bonito”, seguiremos habiendo “artistas” que no queremos que nos vean si estábamos guapos el día de la inauguración, no queremos palabras vacías de concelleiros, no queremos discursos impresos en catálogos firmados por un alcalde y escritos por otros funcionarios, no queremos que en las invitaciones el nombre más grande y en negrita sea el votado de turno, que ahora gobierna para “a maioría”, no queremos esa estupidez de hace tres décadas… Es tiempo de cambiar de verdad, queriendo cambiar desde adentro.

*Todo lo que va entre paréntesis, por favor, léase con tono irónico.

Texto: Marthazul

Ilustración: Augusto Metztli

*¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de dos años ilustrando la actualidad, queremos dar un nuevo salto en nuestro proyecto y comenzar a recibir un pago mensual por lo que hacemos. Nuestra primera meta son 100$ al mes a repartir proporcionalmente entre lxs ilustradorxs que hacemos Boreal semana a semana. GRACIAS

Anuncios

Un comentario en “Sala Rivas Briones: No vale para nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s