Un joven comunista amigo de las vacas

Hace unos años la OMS recomendó la reducción de carne roja y embutidos en nuestra dieta, porque hay abrumadoras evidencias científicas, que relacionan el consumo de dichos alimentos con una serie de enfermedades, muchas de ellas son las principales causas de muerte entre la población, por ejemplo las relacionadas con el corazón. Además del impacto que su consumo pueda tener en la salud humana, también se ha demostrado que su producción, es una de las principales causas de contaminación del planeta, por los gases de efecto invernadero que ocasionan y las excesivas cantidades de agua que requieren. Incluso entre los «Objetivos de desarrollo sostenible agenda 2030», la reducción de carne y la ganadería sostenible tienen su apartado.

El ministro de consumo Alberto Garzón, inició una campaña pública y en redes sociales, invitando a la ciudadanía que habita España, a reducir el consumo de carne tal como lo indica la OMS, e intentar llegar al objetivo de desarrollo sostenible. A partir de ahí comenzó «la guerra de los chuletones» y de ver quién los tiene más grandes y más rojos. Con un argumentario del tipo «No nos digan señores del Gobierno de izquierdas lo que tenemos que hacer en nuestra casa y váyanse a su casa si no saben gestionar lo más básico» o «Un chuletón al punto, es imbatible». En fin, que brotó el gañán que llevamos dentro.

El vídeo del ministro Garzón, es mejorable, también las formas. Pero la evidencia es científica y de consenso mundial, hay muy poco lugar para opinar, es como sostener que la tierra es plana o que el sol gira alrededor de la tierra, no son datos objetivos, es ignorancia.

Lo que a mí me hace más gracia, es que Garzón pertenece al partido comunista, un comunista del lado de las vacas y de los terneros, me parece de justicia, irónica justicia.

La tendencia colectiva va hacia la reducción del consumo de la carne, con Garzón o sin Garzón, él ha hecho oficial el debate y lo ha trasladado al espacio público.

Ah, y yo prefiero las lentejas o los garbanzos, a comer bebés de vaca o trozos del cuerpo de una adulta.

Augusto Metztli.

*¿Te gustó el artículo y la ilustración? ¿NOS APOYAS CON 2$, 5$ ó 10$ al mes? Llevamos más de siete años ilustrando la actualidad. GRACIAS.

Un comentario en “Un joven comunista amigo de las vacas

  1. Pingback: MATRIA | Boreal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.